Bombons Blasi hace sus tabletas Venezuela con el tipo trinitario

Bombons Blasi

Esta casa chocolatera catalana describe el sabor de esta barra de chocolate de su línea Origen de intenso gusto a cacao con aroma y suaves matices de madera.

En la línea de tabletas de chocolate Origen de la casa chocolatera catalana Bombons Blasi, no podía faltar la elaborada con cacao venezolano.

Esta empresa familiar, que tiene más de un siglo en el mercado chocolatero artesanal catalán, describe esta barra elaborada con cacao 100% trinitario de la Sierra de Perijá, estado Zulia, de un intenso gusto a cacao equilibrado, que deja en boca un agradable aroma y con suaves matices de madera, piel de higo y especies que caracterizan su personalidad.

En esta misma línea Origen, esta casa chocolatera ha sacado otras variedades de la tableta Venezuela, como la 99% cacao trinitario de nuestro país endulzado con el edulcorante stevia, para las personas que no pueden consumir azúcares y son intolerantes al maltitol.

En cuanto a su sabor, pese a que es 99% cacao, da la sensación en boca que es 86%, dejando al principio un punto muy suave y refrescante a regaliz (por la stevia), pero poco a poco aparecen los tonos a madera, piel de higo y especias que eliminan el sabor a regaliz y dejan un paladar limpio con un sabor intenso a cacao amargo salvaje.

Ya agotado, esta empresa familiar también sacó una tableta de chocolate negro 91% cacao trinitario de Venezuela con jarabe de arce, que deja en boca un agradable sabor a cacao tostado con matices suaves de madera, a piel de higo y especias.

Bombons Blasi

Bombons Blasi es la marca de una empresa familiar catalana de cinco generaciones

A lo largo de 5 generaciones y 143 años de historia, la familia Cordomí siempre ha elaborado chocolate en la ciudad de Barcelona.

Desde el inicio de la primera generación de esta familia, en el año 1877, hasta la actualidad, ha trabajado su pasión en diferentes locales de Barcelona.

Actualmente la empresa se encuentra situada en la calle Alfonso XII, nº26 (Sant Gervasi).

Deja un comentario

Artículos relacionados