Cacao CCN-51 ¿Por qué está prohibida su producción en Venezuela?

Plantación de Cacao CCN-51 en Ecuador. Foto: Ministerio de Agricultura de Ecuador.

En Puro Chocolate te explicamos por qué las autoridades sanitarias agrícolas venezolanas emitieron una providencia administrativa en la que se restringe el ingreso al país de la semilla o planta del cacao clonado ecuatoriano CCN-51 o Colección Castro Naranjal.

En la Gaceta Oficial del 25 de enero de este año 2022 el Gobierno Nacional publicó una providencia administrativa del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai) N.º 014/2021 en la que se prohíbe la producción, reproducción, establecimiento y distribución de la planta de cacao clon CCN-51 o Colección Castro Naranjal en el país.

Esta decisión, según el contenido del texto legal, busca proteger a las plantaciones de cacao de Venezuela, en su mayoría de tipo criollo y trinitario, que por sus características de aroma y sabor, la Organización Internacional del Cacao (ICCO) lo tiene catalogado como un producto de alta calidad.

Cacao CCN-51 ¿Qué es?

La variedad de cacao CCN-51 o Colección Castro Naranjal es un clon de alta productividad y tolerante a las enfermedades que fue desarrollado en Ecuador en el año 1965 por el agrónomo ambateño Homero Castro Zurita para mejorar el rendimiento de este fruto; no obstante, su baja calidad en sabor y aroma lo ha convertido en una amenaza para los cultivos autóctonos de esta especie frutal tanto en ese país como el nuestro.

En Ecuador, según la Asociación Nacional de Exportadores e Industriales de Cacao, este clon, que el 22 de junio del 2005 fue declarado mediante acuerdo ministerial un bien de alta productividad, representa el 72% de las exportaciones, mientras que el cacao nacional fino de aroma el 28%.

Y aunque existen mercados para ambos tipo de cacaos, países que no precisan de un fruto de mayor calidad para la elaboración de su chocolate u otros productos para la industria farmacéutica y cosmética, su precio, que es calculado al mismo del fino de aroma, cuyo proceso es más costoso, poco a poco va obligando al agricultor a sustituir su planta Theobroma Cacao L por este clon.

Caso Venezuela

En Venezuela, desde hace varios años, expertos en cacao han alertado sobre la necesidad de evitar la entrada al país de este clon creado en Ecuador, por el riesgo de que al mezclarse con nuestro cacao afecte su calidad.

Según la providencia administrativa Insai N.º 014/2021, el clon CCN-51 es un cacao forastero que presenta como características principales una acidez, amargor y astringencia elevada, que puede alterar las propiedades organolépticas que inciden en la calidad del cacao venezolano.

Y agrega que este clon, que tiene una capacidad de recombinarse genéticamente con el cacao autóctono venezolano disminuyendo la calidad que lo caracteriza, así como su valor comercial dentro y fuera del territorio, es susceptible al hongo Moniliophthora roreri Monilla, el cual representa una enfermedad de importancia cuarentenaria para la producción nacional.

Amenaza para el cacao venezolano

De visita en el país en 2017, el agrónomo ecuatoriano Milton Bolaños advirtió en una entrevista al portal Viva El Cacao que el CCN-51 es la mayor amenaza en cuanto a calidad para las plantaciones de cacao criollo de Venezuela.

“El perfil de sabor de CCN-51 no solo es significativamente menos deseable, sino que también requiere un tiempo de fermentación mucho más largo que los granos de cacao de acá”, dijo.

No obstante, pese a que planteó que la calidad que otorga un chocolate hecho con cacao venezolano es insuperable, existe mercado para todo y señaló que el CCN-51 es una buena opción para chocolates corrientes o relativamente buenos. “Todo depende de las mezclas típicas que realizan los chocolateros y a qué segmento de mercado va dirigido este producto”, apuntó.

Respecto a la producción del cacao autóctono venezolano, Bolaños consideró que en Venezuela pueden alcanzar niveles respetables, aunque para ello, dijo, “los productores deben cambiar de paradigmas, ser agricultores y no campesinos, como comúnmente decimos en el Ecuador, deben dedicar y aplicar conocimientos, destrezas, habilidades y aptitud”.

Artículos relacionados