Chocolatera busca producir su propio cacao en España

Cacao origen Málaga

Se trata de la empresa de chocolate La Despensa de Palacio que, junto a la Universidad de Málaga, ha cosechado las primeras plantas de este fruto en este país.

La casa chocolatera La Despensa de Palacio, en Sevilla, ha emprendido uno de los proyectos chocolateros más ambiciosos de Europa: producir chocolate con su propio cacao cosechado en Málaga, España.

Y es que con apoyo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de la Universidad de Málaga, en 2022 esta marca de chocolate logra su primera cosecha de cacao en España y, en 2023, obtiene 70 kilos de este fruto.

En proyecto cuenta en la actualidad con 105 árboles de cacao plantados en dos invernaderos del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora, y el objetivo en este momento es optimizar el manejo del cultivo en cuanto al tratamiento de plagas y enfermedades, entre otros factores.

La Despensa de Palacio

La Despensa de Palacio, un negocio familiar que inició como una panadería hace casi 200 años, comenzó poco a poco a transformarse en una chocolatería a partir de la década del noventa.

De solo producir pan, en 1991 empieza a elaborar dulces y se especializa en confitería y pastelería; transformándose con el tiempo hasta iniciar en 2003 un proceso de producción de su propio chocolate desde la semilla.

En 2004 adquieren su propia maquinaria para procesar cacao y, fruto de este trabajo, en 2012 abren en Sevilla la chocolatería y el Museo de Chocolate de La Despensa de Chocolate.

No obstante, aquí no queda su interés en el mundo del chocolate; en 2017 dan inicio a su proyecto más ambicioso: En colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, de la Universidad de Málaga, empieza a cultivar la primera plantación de cacao en Europa.

Según reseña el Diario de Sevilla, en los últimos siglos, desde el XIX hasta la actualidad, han existido tres intentos infructuosos de sembrar cacao en España.

Uno de los personajes más importantes en la búsqueda del ansiado cacao fue el comerciante español Manuel Agustín de Heredia que, junto a Claude Botelou, creador de los Jardines de los Reales Alcázares de Sevilla, sentó las bases de la ambiciosa iniciativa.

Pero el responsable de que por fin haya arrojado frutos esta búsqueda, es el investigador Iñaki Hormaza, jefe del Departamento de Fruticultura Subtropical del IHSM La Mayora (perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Para este experimento, en el que se utilizaron dos invernaderos, se sembraron semillas de cuatro tipos distintos de cacao que empezaron a producir flores al tercer año.

La primera recolección, que fue en 2022, fue algo escasa porque, según explicó el investigador al medio Efeagro, las plantas eran muy jóvenes, pero en enero de 2023 se produjeron 70 kilos de cacao.

El cacao no crece en cualquier parte del mundo. Para que esta planta se desarrolle y dé frutos, debe sembrarse en una zona que reúna ciertas condiciones.

El clima debe ser húmedo, la temperatura debe que oscilar entre los 18 y 30 grados y debe llover constantemente, entre otras características que solo se consiguen en países tropicales.

Es por ello que la única manera para que estas plantas de cacao sembradas en Málaga pudieran crecer y dar frutos era cultivarlas en un invernadero donde se controla la temperatura y humedad, además de realizar una polinización manual.

Asimismo, para que el árbol de cacao pueda producir frutos es necesaria la polinización, es decir, la llegada de polen desde las anteras a los estigmas de la flor; y en su hábitat natural lo hacen pequeños insectos de diferentes especies.

Leave a Reply

Su email no será publicado. Se requiere marcar el campo.

Artículos relacionados