Chocopito es el chocolate venezolano del Récord Guinness

Chocopito

El cacao con el que se produce esta marca de tabletas de chocolate que participó en esta competencia mundial se cultiva en Caripito y tiene Indicación Geográfica Protegida.

Las más de 4 mil barras que se utilizaron el pasado domingo 17 de abril para realizar la línea de chocolate más larga del mundo, y con ella lograr en Venezuela un cuarto Record Guinness con este dulce producto elaborado en estas tierras, son de la marca Chocopito o Chocolate de Caripito.

Esta tableta se produce en la Escuela de Chocolatería y Negocios Águeda de Méndez, un instituto privado de formación técnica y profesional en materia de transformación del cacao, elaboración de chocolates y emprendimiento en el sector, ubicada en la sede de Fundación Nuestra Tierra, en Caripito, municipio Bolívar, Monagas.

El nombre de esta marca, cuya primera edición fue bautizada el 1 de octubre de 2021 (justo el Día Nacional del Cacao), con un envoltorio diseñado por el artista cinético caripiteño Juvenal Ravelo, está relacionado con el famoso Pito de la refinería que funcionaba en Caripito hace algunos años y que todos los caripiteños recuerdan.

El pito era un indicador para iniciar las jornadas diarias del caripiteño, pueblo que por décadas vivió del petróleo, hoy se aferra a la agricultura, y el cacao es una de sus plantaciones más famosas.

El cacao de Caripito tiene Indicación Geográfica Protegida

Las barras de chocolate oscuro de Chocopito están elaboradas con 65% de contenido de cacao de Caripito, al cual se le fue otorgado el certificado de Indicación Geográfica Protegida por el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI).

Esta protección le fue dada, según el ente, por las espléndidas cualidades del grano de cacao producido en la zona, donde los factores geográficos y climáticos perfilan las condiciones para que sea considerado como un grano de primera calidad; anudado al cumplimiento de los adecuados procesos de siembra, cosecha y post cosecha, y la gran reputación demostrada a través de documentos y su participación en ferias de cacao a nivel nacional e internacional.

La Indicación Geográfica Protegida es una figura de propiedad industrial que protege productos locales que poseen una cualidad extraordinaria relacionada con su zona geográfica.

Este título les otorga asimismo un valor agregado para su comercialización, como calidad garantizada.

Para alcanzar esta categoría se toma en cuenta tanto la zona geográfica del producto, la cual otorga esa característica particular y sabor, como los procedimientos que aplican los productores para su producción.

En busca de la Denominación de Origen

El cacao de Caripito también se encuentra en la búsqueda del certifica de Denominación de Origen, que hasta la fecha solo ha alcanzado el cacao de Chuao.

La Denominación de Origen es un título de procedencia geográfica que se le da a un producto de calidad comprobada y características únicas.

Este certificado lo distingue y protege de otros productos parecidos producidos en otras regiones, que no mantienen la calidad y las técnicas de elaboración que los hacen únicos.

Los productores que obtienen la Denominación de Origen deben mantener los procesos de producción originales y la calidad del producto.

El cacao de Caripito es de tipo trinitario y tiene más de 300 años cultivándose en esas tierras.

Es fino de aroma y contiene notas frutales con acento en el plátano, la nuez y la madera. Su nivel de acidez es medio y de amargura es medio-bajo.

Las denominaciones de origen se regulan mediante una serie de disposiciones, reglamentos, órdenes ministeriales, decretos y Leyes Orgánicas. Y son los Consejos Reguladores de cada Denominación de Origen los responsables de velar por el cumplimiento de lo acordado.

La primera Denominación de Origen que se dio en Venezuela a una plantación de cacao fue a la de Chuao en el año 2000.

Más Récord Guinness con cacao de Caripito

Con el cacao que se produce en Caripito, Venezuela ha logrado tres récords Guinness más en chocolate, con la moneda de chocolate más grande en 2015, que pesó 847 kilos; la cata más grande en 2016, que reunió a 419 catadores; y con el mosaico de barras de chocolate más grande en 2017, que fue de 18.56 metros.

Artículos relacionados