El cacao Tucaní tiene un lugar en la gastronomía

Cacao Tucaní

Es muy cotizado por su sabor y aroma, y por ser tratado desde la siembra hasta su proceso. Es considerado uno de los mejores del mundo para la pastelería.

El estado Mérida tiene uno de los mejores tipos de cacao criollo, que es muy apreciado en la gastronomía. Es el tipo Tucaní, cultivado en el municipio Caracciolo Parra y Olmedo.

Es un cacao criollo que, según los expertos, es la conjugación de sabor y aroma tratado desde la planta hasta su procesamiento en barras u otras formas. Sabe a panela, a malta, a dulce, y es muy aromático.

Una de las expertas que se ha consagrado al cultivo de este tipo de cacao es la ingeniero agrónomo Iraima Chacón, conocida como la reina del cacao de porcelana y quien ha rescatado estos cacaos ancestrales, principalmente en los Andes venezolanos.

Mérida se ha caracterizado por producir rubros esenciales, por sus suelos productivos y su clima privilegiado, donde destacan café, piña, plátano, fresa, mora y caraota, entre otros y por supuesto el cacao de porcelana.

Hay varios productores que se dedican a este rubro, en comunidades que se encuentran en esta parroquia, muy cerca al Sur del Lago.

Tucaní ha desarrollado un circuito comunal del cacao, donde participan varias comunidades de productores, el cual ha beneficiado a la población.

Una de las comunidades agrícolas es la Comuna Socialista Che Guevara 2021, donde se produce el chocolate oscuro en diferentes presentaciones y es distribuido en comercios artesanales del municipio y en la ciudad de Mérida.

Actualmente trabajan para la producción de manteca de cacao la cual es muy demandada para la pastelería y la panadería artesanal.

El fomento del rubro en la zona lleva beneficio a los emprendedores del lugar que se destacan en la gastronomía, cultivo de semillas, cursos de formación en cacao y sus derivados.

El cacao Tucaní

Este tipo de cacao, llamado porcelana por su calidad extrafina, se caracteriza por tener su corteza muy delgada y suave.

Sus almendras son grandes y el color de su semilla varía de un blanco mate como la porcelana, a colores cremas y rosados. De allí viene su nombre.

Aunque el cacao venezolano es reconocido en el mundo como el mejor de todos, aún no representa ni el 1% de la producción mundial.

Es de forma corta y cilíndrica, que se estrecha repentinamente en el ápice y hace una estructura de punta corta, perfectamente marcada por cinco surcos, los cuales están muy poco definidos o no aparecen.

Datos

550 productores de la Comuna Socialista Ché Guevara trabajan la tierra para producir este rubro.

420 toneladas al mes de cacao porcelana se produce en el municipio Caracciolo Parra y Olmedo.

Leave a Reply

Su email no será publicado. Se requiere marcar el campo.

Artículos relacionados