En Choroní se produce cacao fino de aroma

Cacao de Choroní

En este pueblo costero de Aragua, famoso por su hermosa playa Grande, también se cultiva uno de los mejores cacaos del país.

Las húmedas y fértiles tierras del pueblo de Choroní, bordeado por el verde parque Henry Pittier, y abrazado por el fuerte sol que da vida a la costa del estado Aragua, producen, junto a las manos de los hombres de estas parcelas, uno de los mejores cacaos de Venezuela, un híbrido fino de aroma demandado por los más conocedores chocolateros dentro y fuera del país.

Son varias las haciendas que mantienen la tradición cacaotera del país en estas tierras iniciada hace más de 400 años, y que por dos siglos dieron los mayores ingresos por exportación, como La Sabaneta, fundada en 1885, que aún mantiene sus puertas abiertas.

Aquí producen uno de los mejores cacaos finos de la variedad trinitario de la región costera aragüeña, que es adquirido por conocidas chocolaterías nacionales, y exportado a países de Europa y Japón por la comercializadora de cacao Chuao Trading.

La Hacienda Torres es otra de las tantas que producen cacao en Choroní que también sigue con sus puertas abiertas.

Una evaluación de la semillas de cacao publicada por Intercacao describe a las de esta hacienda como de fino gourmet, por su presencia de moderada genética criolla que da sabores a nueces, flores, frutos cítricos y rojos, con un fondo a cacao, de notas herbales, madera y panela.

Estos sabores, destaca Intercacao en su portal, son únicos por estas tierras, en las que se conjuga un microclima de aguas manantiales, bosques del parque Henry Pittier y la brisa marina de las playas de Choroní y Puerto Colombia.

Chocolates con cacao de Choroní

Son muchas las chocolateras que elaboran y han elaborado sus tabletas de chocolate con cacao de Choroní como Sander, Franceschi, Chocolates Choroní, Darïku y Azú, que confirman con la calidad de sus productos que este es uno de los mejores cacaos que tiene el país.

De la variedad de cacaos que Sander Chocolatier adquiere para hacer sus finos bombones y tabletas de chocolate, el de Choroní, de la Hacienda La Sabaneta, es uno de los que utiliza como sumateria prima.

Así como Franceschi, cuya línea de tabletas de chocolate hechas con cacao criollo Choroní 70% cacao obtuvo seis premios internacionales entre los años 2017 y 2019.

Mientras que la marca de chocolate artesanal Chocolates Choroní solo trabaja con este cacao para hacer una variedad de productos, desde pastas de chocoate, cascarillas de cacao, bombones, tabletas y nibs de cacao.

La casa chocolatera Azú tampoco es indiferente a este cacao, y con él hizo sus deliciosos mousses de chocolate con cambur caramelizado con papelón, bizcocho húmedo de cacao con nibs y glaseado espejo de chocolate.

Así como Darïku, ubicada a 10 kilómetros del pueblo de Choroní, que procesa este fino cacao para hacer sus tabletas y cremas de chocolate saborizadas con ingredientes orgánicos.

Mientras que la casa chocolatera +58CACAO, otra clienta del fino cacao que se cosecha y procesa en la Hacienda La Sabaneta, ha deleitado con sus finas tabletas con sabor a Choroní.

Deja un comentario

Artículos relacionados