En Ocumare de la Costa producen cacao 100% autóctono

Cacao Ocumare

Agricultores de esta población aragüeña preservan la genética de este fruto sembrado por primera vez 400 años atrás.

La Comuna del Eje Norte Costero Agroturística de Aragua (Cenca), ubicada dentro del Parque Nacional Henri Pittier, en la población aragueña Ocumare de la Costa, produce frutos de cacao 100% autóctonos con prácticas agrícolas que minimizan el impacto en el ecosistema.

Y es que en tiempos de la Colonia, 400 años atrás, existían grandes haciendas productoras de cacao en toda esta zona que se han mantenido en el tiempo con el trabajo de los agricultores locales. .

A través de una nota de prensa del Ministerio de las Comunas se conoció que Cenca cuenta con una unidad de producción de semillas de cacao en la que aplica métodos ancestrales como la polinización artificial (manual) y la natural con los insectos para obtener y mantener su propia variedad de cacaos, entre ellas, la Ocumare 61 y 73.

Según Cacaos Caracas, empresa productora y comercializadora de cacaos venezolanos de las variedades Ocumare, Cuyagua, Sur del Lago, Porcelana y Carenero Superior, el Ocumare 61, que es considerado un Nuevo Criollo, es de los mejores cacaos de Venezuela y el mundo.

“Alta producción, precocidad, alta resistencia a plagas y enfermedades y como si fuera poco, muy bien cotizado en los mercados internacionales”, refiere en su cuenta de Instagram sobre esta variedad.

La casa chocolatera francesa Lucifèves d’Aubrac elabora tabletas de chocolate con cacao Ocumare, producido en Ocumare de la Costa.

“En el norte de Venezuela, cerca de Caracas en el pueblo de Ocumare, Pedro Churion, su esposa y su familia se han embarcado en el cultivo y producción de excepcionales granos de cacao.

Su producción es muy limitada, 5 toneladas anuales de habas criollas y trinitario acriollado reconocidas con una denominación “Grand cru Sélection Costa de Oro”.

Ingeniero agrónomo de formación, Pedro Churion controla todo el proceso de cultivo, fermentación y secado para ofrecernos habas que son un verdadero placer de manejar y oler a lo largo de nuestro proceso de grano a barra.

A través del tostado, el conchado, la maduración, buscamos resaltar el sabor a cacao asertivo y perfectamente equilibrado de estos granos, que revelan un sabor aromático con notas de frutas amarillas confitadas.

Una creación llena de sutileza que fue elegida por la Maison Bras de Laguiole para su acogida en el dormitorio esta temporada”, refiere esta chocolatería francesa en su cuenta de Instagram.

Leave a Reply

Su email no será publicado. Se requiere marcar el campo.

Artículos relacionados