Espumoso, amargo y picante, así se tomaba el chocolate en América

Esta bebida, que preparaban los mayas y los aztecas con la semilla del fruto del árbol de cacao, era usada en ceremonias religiosas.

La presentación y sabor del chocolate que tomaban los mayas y los aztecas en el siglo XVI se diferenciaba mucho del que estamos acostumbrados hoy. Era espumoso, amargo y a veces picante.

No se hacía ni con leche ni con azúcar, principales ingredientes utilizados en la actualidad para su preparación, y se mezclaba con agua y condimentaba con especias que solo habían en Centroamérica, como flores aromáticas, vainilla, chile o ají picante, miel silvestre y achiote u onoto.

El milanés Girolamo Benzoni, autor del libro la Historia del Nuevo Mundo, de 1564, describió así la forma como los mayas y aztecas elaboraban el “chocolate original”.

“Recogen los granos y los ponen a secar sobre esteras; después, cuando los quieren para bebida, los tuestan al fuego en un cacharro de barro y los muelen con las piedras que utilizan para preparar pan. Por último, ponen la pasta en tazones (…) y mezclándola poco a poco con agua, añadiendo a veces un poco de sus especias, la beben, aunque parece más adecuada para cerdos que para hombres.

Portada del libro Historia del Nuevo Mundo de Girolamo Benzoni.

En cuanto a su sabor, Benzoni lo describió como algo amargo, pero refrescante, agregando que los “indios la estiman por encima de todo, allí donde están acostumbrados a ella”.

Mientras que Bernal Díaz del Castillo, uno de los oficiales de Hernán Cortés, describió un banquete, que presenció en 1519, del emperador azteca Moctezuma de esta forma:

“Traíanle fruta de todas cuantas había en la tierra, mas no comía sino muy poca. De cuando en cuando traían unas como a manera de copas de oro fino con cierta bebida hecha del mismo cacao; decían que era para tener acceso con mujeres (…) mas lo que yo vi que traían sobre cincuenta jarros grandes, hechos de buen cacao con su espuma, y de aquello bebía, y las mujeres le servían al beber con gran acato”.

¿Cómo se tomaba el chocolate en Venezuela?

En Venezuela se comenzó a tomar chocolate en las haciendas cacaoteras durante la época colonial.

Los esclavos y trabajadores de estas haciendas disolvían el cacao en agua y lo servían en totuma. Era conocido como cerrero, no le agregaban azúcar ni otro endulzante.

No obstante, una preparación más elaborada era el chorote, que podía sustituir el almuerzo y la cena tanto en el campo como en las ciudades.

  • Texto elaborado con información de los libros La Cocina y los Alimentos de Harold MacGee y Comer en Venezuela de Miro Popic

Artículos relacionados