José Altuve disfrutó del turismo de cacao en Chuao

Cacao Chuao

El grandes ligas venezolano fue fotografiado durante un recorrido que hizo en la hacienda de cacao Chuao, en Aragua.

El jugador venezolano de béisbol profesional José Altuve fue sorprendido por locales y visitantes durante un recorrido que realizó en la hacienda de cacao Chuao a comienzos de este año.

A través de una serie de fotos tomadas por sus seguidores y publicadas en las redes sociales, se observa al grandes ligas participar en el proceso de recolección de cacao del secadero de esta hacienda y degustar del chocolate elaborado con esta famosa variedad, única con denominación de origen y trazabilidad.

La Hacienda Chuao, fundada en 1660 en el pueblo costero de Chuao, en Aragua, es la empresa aún operativa más antigua de Venezuela.

Uno de los mejores cacaos del mundo se producen en este valle poblado de negros nativos descendientes de esclavos desde hace casi 400 años.

Las 200 hectáreas de esta plantación de cacao, que se distribuyen en una franja rectangular de norte a sur desde la playa hasta el piedemonete, de 200 a 400 metros sobre el nivel del mar donde penetra en el Parque Nacional Henri Pittier, es propiedad de la comunidad local, pero son trabajadas en la actualidad por la Empresa Campesina Chuao.

Esta sociedad, conformada por más de 100 agricultores, se encarga de los árboles de cacao y del producto final para la comercialización. Realiza el trabajo de recolección, secado y fermentación de los granos de este fruto y elabora la manteca y las pepitas de cacao de forma artesanal.

Durante más de 400 años, la Hacienda Chuao se ha mantenido productiva de manera continua, conservando su tradicional forma de producción con infraestructura heredada de la colonia, como el antiguo piso de secado, su sistema de riego y las mismas especies de árboles utilizadas para dar sombra a las plantaciones.

El mejor cacao del mundo, el Chuao

Por siglos, el cacao que se produce en las tierras húmedas del valle de Chuao, en el estado Aragua, se ha mantenido como uno de los preferidos de los chocolateros del mundo.

Sus características organolépticas, cualidades de aroma y sabor resultado de la condición agroclimática de esta zona, muy cercana a la costa, y la post cosecha de tipo ancestral, lo hacen ideal para la elaboración de los chocolates más finos.

Entre sus características, estas semillas de Chuao poseen una moderada intensidad de sabor a cacao de 4 en una escala de 0 a 10, con acidez cítrica limpia de frutos tropicales, y la dulzura de frutos negros como ciruelas pasas (por el proceso realizado en sombra) con un bajo nivel de astringencia.

En cuanto a su aroma, estas tienen un alto nivel de fragancia que las diferencia de muchas otras con esencias florales como naranjo, mandarinas y notas afrutadas como ciruelas pasas. Y sobre su textura, estas tienen una sensación cremosa, suave y aterciopelada.

Su manera ancestral de cultivo y postcosecha hace que al año solo se produzca un aproximado de 25 toneladas, haciéndolo un fruto raro y escaso para el mercado chocolatero.

Deja un comentario

Artículos relacionados