La Mozart celebra 47 años con el mejor legado: Su profiterol

Pastelería Mozart

Esta pastelería de Caracas se hizo renombre por su torta de profiteroles rellenos y cubiertos de chocolate hecho con cacao venezolano, una receta única en el mundo ideada por su fundador.

La pastelería Mozart cumplió esta semana 47 años, y para celebrar este nuevo aniversario, en su cuenta de instagram @pasteleriamozart recordaron a su fundador, el maestro pastelero y chocolatero griego Georges Progonis, y a la torta que dio renombre a este local en Caracas, la de profiterol.

Fallecido en 2010, su familia, esposa, hijas y nietos, mantienen el legado que este pastelero y chocolatero griego dejó con algunas de sus invenciones gastronómicas, entre ellas, el profiterol, cuya crema es hecha con una receta única ideada por él, y que no tiene mucho que ver con el original creado en Francia hace muchas décadas atrás.

La Mozart y su torta de profiterol

Las duras consecuencias económicas de la guerra en Europa, y por ser Venezuela uno de los productores del mejor cacao del mundo, de fino aroma y sabor, fueron al menos dos de la razones que llevaron a Progonis a cambiar su vida y viajar a Caracas con poco dinero en el bolsillo, solo y sin saber hablar nada de español.

Pero sus destrezas en el área de la pastelería y chocolatería, que había aprendido desde los 12 años en su natal Grecia (sus padres y abuelo eran pasteleros y chocolateros), lo ayudaron a conseguir trabajo en una pastelería de la ciudad, donde por destino de la vida conoce a Doris, su futura esposa y socia de su propio negocio de pasteles y chocolates, que montarían juntos años después de duro trabajo y ahorro en un pequeño local del Centro Comercial Concresa, al este de la ciudad de Caracas, en el municipio Baruta, el 26 de abril de 1975, que llamaron Pastelería Mozart.

Aunque la idea de este nombre no se le ocurrió a Progonis, sino a una ex socia austriaca, así llamó a su primera torta elaborada con una receta propia que luego cambió a profiterol, que comenzó a ofrecer 6 meses después de abrir su primer establecimiento, y que desde el primer momento se convirtió en la más vendida, haciendo famoso este lugar.

Este pastel de profiteroles con base de hojaldre como se conoce en Venezuela no es el típico francés, es una creación original de Progonis. La crema es hecha con una receta única ideada por él, que su familia ha mantenido desde su fallecimiento, a los 83 años de edad.

Las propuestas de dulces tradicionales de la repostería europea también han sido bien aceptados por el público caraqueño desde la inauguración de este local En sus vidrieras desfilan a diario Dobus, Maskota, Milhojas griega, Delicia griega, Milhojas, Tarta de fresa, Delicia de Almendra, Triple. Nougatina, Tiramisu, Opera, entre otras delicias.

Los finos bombones, que los hacen con técnicas francesas y belgas, las trufas de chocolate blanco con caramelo, de ganache de chocolate de leche y de chocolate, son otras de sus exquisiteces.

Su otra tienda, situada en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco, abrió en 1998, y también se mantiene abierta como la del Concresa.

El origen de este dulce postre

La historia de la repostería coloca a Francia como el país donde se originó el profiterol. Fue una receta que fue evolucionando con el pasar de los siglos.

Sus inicios se remontan en el siglo XVI, en la cocina de la Reina Catalina de Medicis, donde sus cocineros elaboraron un pastel de masa caliente parecido en sabor al de los profiteroles. Pero en el siglo XVIII este pastel, elaborado con harina de trigo, huevos, agua, manteca y sal, pasó a llamarse pasta choux.

Un siglo después, en el XIX, se le adjudica al cocinero francés Antonin Careme la idea de rellenar los profiteroles con crema pastelera, receta que fue perfeccionada por el pastelero también francés Jean Avice.

Artículos relacionados