La tableta Venezuela de Marcolini es hecha con cacao de Chuao

Tableta Venezuela de Pierre Marcolini

Esta casa chocolatera belga describe a esta variedad de cacao criollo venezolano como la más rara y cara, y destaca que su proceso de post-recolección son los mismos de hace 400 años.

La Empresa Campesina, cooperativa a cargo de la cosecha de este pueblo cacaotero y pesquero del estado venezolano de Aragua, es uno de los ocho productores de cacao en el mundo con los que la casa chocolatera belga Pierre Marcolini elabora sus finas tabletas de chocolate.

De esta manera, Pierre Macolini, forma parte de las más exclusivas productoras de chocolate gourmet de Europa que trabaja con esta variedad de cacao considerada por los más destacados chocolateros del mundo como la mejor.

Las semillas de cacao con las que la casa chocolatera Pierre Marcolini elabora sus tabletas de chocolate proceden de ocho productores locales e independientes de las regiones tropicales situadas a 20° Norte y 20° Sur del Ecuador, que se conocen como el «Cinturón del Cacao».

Y la única variedad de cacao criollo con la que trabaja esta chocolatería belga es la producida en Chuao, cuya denominación de origen es controlada.

Pierre Marcolini destaca en su portal que estos son los granos más raros y caros, y que la especificidad y singularidad del cacao de Chuao proviene tanto de su historia, tradiciones y de sus calidades organolépticas.

Los procedimientos post-recolección son los mismos desde hace 400 años, gracias a una transmisión de generación en generación.

“Estos granos son extremadamente raros, proceden de una pequeña producción ubicada en la costa de Venezuela.

La zona de Chuao está rodeada de montañas y solo se puede acceder por barco, lo que limita la intervención del ser humano y la llegada de insectos de otros lugares.

Por eso, los granos de la hacienda Chuao llevan décadas sin sufrir ninguna evolución y conservan sus características originales.

Es sin duda una de las mejores variedades de Criollo que se produce en el planeta, de hecho solo hay 20 toneladas de este cacao disponibles cada año”, refiere esta casa chocolatera.

La tableta Venezuela de Pierre Marcolini

La tableta Venezuela de Pierre Marcolini es de chocolate negro 72% y es elaborada a partir de los granos de cacao de Chuao, y destaca por sus notas dulces, afrutadas y florales.

Esta barra de 70 gramos, que es ligeramente ácida, pura y luminosa en el paladar, tiene un valor de 8 euros.

La tableta Chuao de Pierre Marcolini

Esta casa chocolatera también tiene una tableta Chuao de Pierre Marcolini, que es de la línea de chocolate negro Origen, y contiene un 78% de cacao producido por la Hacienda Chuao.

Las notas que emite esta tableta de chocolate es a caramelo y avellanas frescas, afrutado y ligeramente meloso.

“Para degustar como un gran vino, con una buena permanencia en boca, muy apreciado por su frescura, una de las experiencias de degustación más inolvidables para un amante del cacao”, refiere la casa chocolatera en su portal.

Esta barra de 70 gramos tiene un valor de 8 euros.

El maestro chocolatero Pierre Marcolini

El chocolatero belga Pierre Marcolini, ganador de casi cuarenta premios, fundó hace más de veinte años esta casa chocolatera que lleva su nombre.

Además de ser él mismo quien escoge las plantaciones donde adquirirá sus granos de cacao, también se encarga del proceso artesanal de la elaboración de chocolate del grano de cacao hasta la tableta.

Cada año, Marcolini recorre varios países del mundo para encontrar los cacaos más exclusivos para su línea de chocolates Grands Crus, en la que se encuentra Chuao.

2 CommentsDeje un comentario

  • Reconforta que se reconozca la exquisitez y exclusividad de lo producido en nuestra tierra, Dios quiera que reciba la misma acogida nuestra exquisita variedad de café……..

Deja un comentario

Artículos relacionados