Pirulin, la barquilla que evoluciona en tamaño y sabor

Pirulin

En sus más de 30 años de producción, la familia Sindoni ha sabido mantener en el tiempo y darle frescura a esta deliciosa golosina rellena de cacao y avellana que fascina a los venezolanos.

El éxito del Pirulin, esa crujiente barquilla rellena de cacao y avellana, ha llevado a la familia venezolana de descendencia italiana Sindoni a innovar en sabores y tamaños.

En los casi 40 años que tiene en el mercado nacional, y un poco menos en el internacional, esta golosina que encanta a los venezolanos ha crecido en sabores al crear las versiones rellenas con coco y limón, y en tamaño, al presentar una barquilla más grande en grosor cubierta con chocolate.

Hasta un rico untable de tamaño familiar con el único sabor del relleno que lleva esta deliciosa golosina podemos disfrutar.

De la marca Nucita de Sindoni

En el más de medio siglo que la familia Sindoni, asentada en la ciudad de Maracay, en Aragua, tiene produciendo en el país, ha logrado éxitos en diversas áreas de la economía local y nacional.

Sindoni inició operaciones en 1951 con una fábrica de pasta alimenticias y poco a poco se fue diversificando a otras áreas como la de producción de envases de plásticos, harina para panadería, golosinas; el sector hotelero, metalúrgico, agropecuario, construcción y comunicación, con la dirección de medios de información impresos y audiovisuales.

Pero es en 1976 que abre sus puertas a su planta de golosinas Nucita Venezolana, para fabricar untables de chocolates y barquillas rellenas de chocolate y otros sabores, con cacao venezolano procesado en su planta procesadora de cacao ubicada en Magdaleno, en el estado Aragua.

La internacionalización de Pirulin

Y es tanto el éxito que, en 2014, la familia Sindoni apuesta a la internacionalización de Pirulin como una marca desde una nueva planta de producción en República Dominicana.

Así, gracias a tratados de libre mercado firmados por el gobierno dominicano, y la ventajosa ubicación geográfica, haría, según los Sindoni, el país perfecto para fabricar y exportar a Latinoamérica, Estados Unidos y Europa sus deliciosas golosinas con la marca Pirulin.

Deja un comentario

Artículos relacionados